¿Qué significa alcanzar la plenitud?

Si quieres llegar a alcanzar la plenitud, te interesa saber lo que te vamos a contar hoy.

Mucha gente opina que para alcanzar la plenitud, tenemos que enfocarnos o tener cubiertas tres patas: Relaciones, salud y dinero.

Es algo de lo que mucha gente habla y basan la plenitud o el sentido de la vida sobre esa mesa de tres patas.

Pero nosotros creemos que sobre esas tres patas tiene que haber una tabla que conforme esa mesa.

La falta de este componente hace que una persona pierda el rumbo, no sepa qué hacer, no actúe en base a unos valores firmes y acabe teniendo una vida insulsa.

Estamos hablando del propósito.

Si no tienes un propósito, aunque tengas las otras tres patas cubiertas, nunca vas a alcanzar la plenitud.

Siempre le va a faltar algo a tu vida, el componente que le da sentido a todo.

La razón por la que te levantas de la cama y haces que la rueda gire.

¿Y si no lo he encontrado?

Es cierto que muchas personas están en busca de ese propósito y aún no lo han encontrado.

Pero no pasa nada, si ese es tu caso, estás en el camino.

Es una fase por la que todos pasamos y aunque aún no lo hayas encontrado, tienes mucho más recorrido que la gente que no se ha planteado esta necesidad vital del ser humano.

Los problemas surgen cuando te paras. La energía siempre tiene que estar en circulación.

Por lo que si estás en busca de tu propósito no estás estancado, estás avanzando.

Es por eso que lo más importante es encontrar tu propósito, pero sin agobiarte.

Disfruta del maravilloso placer de no saber qué es lo que quieres hacer.

Enorgullécete de que tienes las ideas claras y de que sabes que estás en el buen camino.

Ahora mismo tienes un mundo lleno de posibilidades y oportunidades.

Eres rico, tienes abundancia de opciones. Ya encontrarás la que más resuene contigo.

Mientras tanto, sigue probando cosas, lee, aprende, haz, crea, viaja…

Cuando pruebas muchas cosas tienes más posibilidades de encontrar lo que de verdad te gusta y aumentar las opciones de descubrir tu propósito.

En caso de que ya hayas encontrado tu propósito, enhorabuena, has encontrado tu estrella polar.

Ahora puedes potenciar esas otras tres patas para poder alcanzar la plenitud total.

¿Y tú qué opinas? ¿Crees que se puede alcanzar la plenitud sin un propósito?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *